dieta cetogenica y tiroides hipotiroidismo hormonal y hashimoto dieta keto beneficios recomendaciones consejos dieteticos y nutricionales funcion tiroidea

Dieta cetogénica y tiroides: todo lo que debes saber

Una dieta cetogénica bien planteada puede ayudarnos a alcanzar una regulación hormonal que nos lleve a un mejor funcionamiento de la glándula tiroides, lo cual puede favorecer una optimización de la función tiroidea para las personas con hipotiroidismo de origen hormonal y también puede ayudar a frenar la progresión del hipotiroidismo de origen autoinmune (Hashimoto) y asistir en una función tiroidea mejorada. 

Como dietista certificada especializada en dieta cetogénica ya te imaginarás que trabajo con muchas personas, sobre todo mujeres, que tienen problemas de tiroides como hipotiroidismo de origen hormonal, hipotiroidismo de origen autoinmune (Hashimoto) o personas con hipotiroidismo subclínico y puedo decir que las mejoras que observan pueden ser muy importantes para su calidad de vida.

En este Post voy a ponerte en contexto sobre los problemas de tiroides que pueden aparecer, sus características, y cómo una dieta cetogénica bien formulada puede ayudarnos a recuperar una función tiroidea muy mejorada.

Recomendación de Cris: Recibe mi Masterclass Gratuita "Las 3 Claves de una Dieta Cetogénica bien Planteada (que sí da resultados)" + PDF de regalo "Guía Visual para Combinar tus Platos Keto con facilidad"


La epidemia actual de disfunciones tiroideas

Ya se estima que el 40% de la población de los países occidentalizados sufre algún grado de alteración de la glándula tiroides y las hormonas tiroideas. También se estima que el 60% de la población que tiene problemas de la función tiroidea aún no han sido ni siquiera diagnosticados.

Las alteraciones de la tiroides, al igual que la resistencia a la insulina (y en verdad, ambas están muy relacionadas) están a la orden del día.

Los problemas suelen ocurrir:

  1. Cuando la tiroides está dañada y la producción de hormonas es insuficiente.
  2. Cuando hay deficiente oxigenación celular y problemas de conversión de T4 a T3.

Prácticamente todas las células de nuestro cuerpo se ven afectadas por estos desajustes, ya que cuentan con receptores para las hormonas tiroideas, y todo el metabolismo se puede ver alterado por alteraciones en la glándula tiroidea o en la producción de hormonas tiroideas.

¿Qué signos pueden indicar un hipotiroidismo?

Estos serían signos podrían indicar un hipotiroidismo:

  1. Piel seca, áspera, agrietada.
  2. Cabello quebradizo, sin brillo, sin fuerza. Tendencia a caerse bastante, durante todo el año.
  3. Cejas pobres y a menudo cortas (la parte final, la más alejada de la nariz, tiende a perderse).
  4. Uñas quebradizas.
  5. Cara redonda y llena (hinchada también).
  6. Cuello hinchado.
  7. Estreñimiento.
  8. Bradicardia (ritmo cardiaco lento o irregular)
  9. Sensibilidad e intolerancia al frío.
  10. Extremo cansancio, mucha pereza y apatía sin causa aparente. Sensación de estar en baja forma, de que todo cuesta "mucho esfuerzo".
  11. Periodo menstrual irregular e infertilidad.
  12. Fácil ganar peso, difícil perderlo.
  13. Mala memoría, neblina mental.
  14. Dolores musculares.
  15. Quizás tienes incluso un diagnóstico de fibromialgia.
  16. Infertilidad.

CLUB KETO MAMÁ con CRIS

¿Quieres mantenerte informada de la apertura de puertas?


Hipotiroidismo y analíticas

Datos sobre el hipotiroidismo y las analíticas que debes saber

#1 - El hipotiroidismo y las analíticas

Cuando te hacen una analítica, normalmente sólo se mira el valor de la TSH y con un resultado de únicamente TSH no podemos hacer un diagnóstico acertado. Podríamos tener la TSH dentro de los rangos considerados normales y aún así tener hipotiroidismo.

#2 - Sobre la T4

La T4 es la forma inactiva de la hormona. Puedes tener mucha T4 pero no convertir lo suficiente a T3 (debido a problemas de conversión a la forma activa, que es la T3). 

#3 - Sobre los anticuerpos tiroideos

Puedes tener todas tus hormonas tiroideas en rangos normales pero puedes tener anticuerpos antitiroideos incluso desde 10 años antes o incluso 15, sin que te hayan nunca diagnosticado.

#4 - El hipotiroidismo es más común en mujeres que en hombres

El hipotiroidismo afecta más a las mujeres que a los hombres porque las mujeres tienen un sistema inmunitario más fuerte e intransigente que el de los hombres. Esto aplica sobre todo para el hipotiroidismo de origen autoinmune (Hashimoto).

¿Cuáles son los valores óptimos de TSH en medicina funcional?

Aunque en medicina alopática se considera "normal" el rango TSH que va de 0.5 a 4.7, en medicina funcional consideramos que valores por encima de 2 podrían indicar riesgo de hipotiroidismo subclínico.

¿Qué es el hipotiroidismo subclínico?

Es posible tener un hipotiroidismo con sintomatología subclínica, lo que quiere decir es que podemos tener ciertas alteraciones en el funcionamiento de nuestra tiroides pero estas no queden evidenciadas en las analíticas y rangos convencionales aplicados.

¿Qué debe incluir la analítica para un perfil tiroideo completo?

Para sacar conclusiones sólidas deberían de vernos en analítica los siguientes datos. Esto sería lo ideal, pero a veces ni siquiera en laboratorios privados miran todos los parámetros:

  • Tirotropina (TSH)
  • T4 Libre
  • T3 Libre
  • T3 Reversa
  • Inmunoglobulina estimulante de la tiroides (TSI)
  • Anticuerpos anti-tiroglobulina
  • Anticuerpos anti-peroxidasa tiroidea (ATPO)

Hipotiroidismo hormonal e hipotiroidismo de origen autoinmune

A día de hoy, la gran mayoría de estos nuevos casos de hipotiroidismo no se encuentran, como solemos asumir, en una disfunción de la glándula tiroidea y las hormonas en sí, sino en problemas de origen inmunológico, como ocurre en el caso del hipotiroidismo de Hashimoto.

En el caso del Hashimoto, el problema es nuestro propio sistema inmunológico y anticuerpos atacando a la glándula tiroides como si esta fuerza un cuerpo “extraño” y “amenazador”.

Entonces para saber cómo batallar el problema lo primero sería saber si nuestro hipotiroidismo tiene una base de origen hormonal o una base de origen inmunológico.

Hipotiroidismo de Hashimoto

¿Qué parámetros en la analítica del perfil tiroideo indican hipotiroidismo de Hashimoto?

Para diagnosticar un posible hipotiroidismo de Hashimoto necesitamos medir los anticuerpos que destruyen la glándula tiroidea y estos son:

  • Anticuerpos anti-tiroglobulina
  • Anticuerpos anti -tiroperoxidasa tiroidea (ATPO)

¿Por qué es común sufrir de hipotiroidismo de Hashimoto pero no tener un diagnóstico?

Normalmente en las analíticas solamente nos revisan el valor de la TSH, y cuando este está dentro de rangos que convencionalmente se consideran "normales", ya no nos revisan nada más. Esto hace que muchas personas lleven muchos años, incluso 10-15 años de presencia anormalmente elevada de anticuerpos antes de que se les llegue a diagnosticar un hipotiroidismo de Hashimoto.

¿Qué pasa si se diagnostica tarde el hipotiroidismo de Hashimoto?

  • Cuanto más elevados estén los anticuerpos, mayor el problema y más rápido el deterioro de la glándula.
  • Cuanto más tarde se diagnostique el hipotiroidismo de Hashimoto, mayor será el deterioro de la glándula.

Hipotiroidismo de Hashimoto y permeabilidad intestinal

El hipotiroidismo de Hashimoto tiene un origen autoinmune, y por ello será muy importante favorecer una buena salud intestinal y solucionar los problemas de hiperpermeabilidad intestinal que acompañan a esta condición de salud.

La barrera del intestino debería estar bien sellada con respecto al exterior. Pues bien, cuando esta barrera se daña deja de ser impermeable y permite que pasen a la sangre elementos que no deberían pasar: patógenos, proteínas de tamaño grande, bacterias, toxinas, etc. Y esto a su vez dispara la acción del sistema inmunológico y se crea inflamación.

¿Cómo ayuda la dieta cetogénica con el hipotiroidismo de Hashimoto?

Con una dieta cetogénica (que sea bien formulada, claro está) podemos dar mejor calidad de vida a las personas con hipotiroidismo de Hashimoto:

  • Una dieta cetogénica bien planteada y enfocada a tratar el hipotiroidismo de Hashimoto eliminará posibles alimentos agresores de la dieta y mejorará nuestra flora intestinal para favorecer que ese intestino hiperpermeable sane y se pueda reducir la respuesta inmune (anticuerpos) y la inflamación.
  • Una disminución importante en la producción de anticuerpos tiroideos (en poco más de 2 semanas esto ya es apreciable).
  • También parece ser que una dieta cetogénica bien formulada hace más efectivo y óptimo este proceso de conversión de T4 en T3 (forma activa). Esto se puede deber, en parte, a devolverle al hígado la salud perdida y que este pueda realizar mejor sus funciones.
  • Reducción del estrés oxidativo característico de las enfermedades autoinmunes por las alteraciones inmunológicas y la respuesta inflamatoria que producen. Esto a su vez hace que puedan aumentar los niveles de antioxidantes, y esto incluye al rey de la fiesta, el glutatión (“antioxidante maestro”).
  • Mejora de la función mitocondrial, lo que ayuda a asegurar unos correctos niveles de energía para cada célula de nuestro cuerpo.
  • Muchas personas con Hashimoto tienen también artritis reumatoide. Desde mi experiencia estas personas sienten un verdadero antes y después con esta condición gracias al potente efecto antiinflamatorio de una keto bien estructurada.

Desde mi experiencia, todas las personas con Hashimoto dentro de mis Programas y Servicios para Dieta Cetogénica han logrado una mejora sustancial a muchos niveles, incluídos los marcadores de inflamación en analítica y la reducción en los niveles de anticuerpos tiroideos (aparte de todo lo que ellas mismas podían describir sobre su día a día y cómo les había cambiado la rutina).

Dieta cetogénica e hipotiroidismo de origen hormonal

¿Cómo puede la dieta cetogénica ayudar con los síntomas típicos del hipotiroidismo?

Algunos de los síntomas típicos del hipotiroidismo sobre los cuales la dieta keto puede tener un impacto positivo:

  • Una dieta cetogénica bien formulada hace más efectivo y óptimo el proceso de conversión de T4 (forma inactiva) en T3 (forma activa).
  • Mejorar el equilibrio de azúcar en sangre y sentir más energía (también una energía mucho más estable cuando ya entramos en cetosis nutricional y estamos utilizando las grasas como principal fuente de energía).
  • Más claridad mental, mejor rendimiento cognitivo, estado de ánimo mejorado.
  • Alta acción antiinflamatoria, lo cual mejora posibles cuadros de dolor crónico, inflamación, migrañas, etc.

¿Cómo ayudar al buen funcionamiento de la tiroides?

Todo lo que podemos hacer para cuidar nuestra tiroides:

  1. La resistencia a la insulina es muy común en el hipotiroidismo. Un cambio de alimentación a una dieta cetogénica (o al menos baja en carbohidratos) es clave.
  2. Dieta sin gluten. Casi en todos los casos el simple hecho de eliminar el gluten de la dieta ya nos aporta una mejoría importante.
  3. En caso de Hashimoto o Graves aparte del gluten, en buena idea probar a retirar la lactosa (y me atrevería a decir, de mi cosecha, que la caseína también, al menos para verificar cómo progresamos y si hay mejoras notables).
  4. Cuidar la Vitamina D. Es super común que haya deficiencia de ella en el hipotiroidsmo.
  5. Cuidar el aporte de minerales como el selenio y el zinc. Y no solo será importante aportar estos minerales a la dieta, sino reducir los alimentos que tienen antinutrientes y dificultan su aprovechamiento.
  6. Ejercicio físico. Idealmente ejercicio de fuerza. Quizás es lo último que desees hacer… Pero es algo que marcará una diferencia en tus niveles de energía.
  7. También haz ejercicio HIT (alta intensidad) 2 o 3 veces por semana, unos pocos minutos cada vez. Ayudará a que tus mitocondrias celulares comiencen a funcionar mucho mejor.
  8. No excederte con los ayunos intermitentes y con las restricciones calóricas agresivas. El cortisol elevado todo el tiempo nos puede alterar la función tiroidea.
  9. Cuidar el aporte de minerales como el selenio, el zinc, el yodo, el magnesio y el hierro con una nutrición realmente densa en nutrientes (y limitada en antinutrientes).
  10. Limitar (o eliminar) el consumo de soja.
  11. Asegurar el consumo de alimentos ricos en L-tirosina (precursora de la dopamina): huevos, carnes, pescados, aguacate.
  12. Si hay intestino permeable (posiblemente lo hay), tratarlo y sanarlo. 
  13. Buen manejo del estrés (el cortisol elevado todo el tiempo causa estragos).
  14. Respetar los ritmos circadianos. Y a este punto la verdad, nunca le damos importancia.

Hipotiroidismo y ayuno

Si tienes hipotiroidismo de Hashimoto, los ayunos de incluso 23h (o ayunos tipo OMAD) te pueden ayudar con tu condición (permeabilidad intestinal, inflamación, flora bacteriana). Si tienes hipotiroismo hormonal, quizás lo mejor sería quedarte en un ayuno 16/8 o 18/6 como máximo.

Dieta cetogénica y tiroides: conclusiones finales

La implementación de una dieta cetogénica antiinflamatoria y bien estructurada puede ser tu mejor opción para mejorar tus problemas de tiroides, tanto si se trata de un hipotiroidismo subclínico, un hipotiroidismo de origen hormonal o un hipotiroidismo de origen autoinmune (Hashimoto).

Yo sé que a veces pudiera parecer que hablo de la keto como del “elixir para solucionar todos los problemas”.

Pero cuando sabes 4 cosas sobre el metabolismo, sobre cómo funciona la inflamación, sobre la resistencia a la insulina y cómo el cuerpo agradece un retorno a una alimentación más cercana a nuestra genética y nuestra biología… Todo toma sentido.

No hay abracadabra aquí ni trucos de magia.

Dale a tu organismo lo que él necesita y observa lo agradecido que es.

Incluso después de haberle dado años y años de matraca de la peor, el cuerpo aún levanta, aún remonta. Es fascinante.

Un gran abrazo,

Cristina

Recomendación de Cris: Recibe mi Masterclass Gratuita "Las 3 Claves de una Dieta Cetogénica bien Planteada (que sí da resultados)" + PDF de regalo "Guía Visual para Combinar tus Platos Keto con facilidad"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *