que le pasa a mi cuerpo en cetosis nutricional efectos y cambios en el cuerpo organismo dieta keto cetogenica

¿Qué le pasa a mi cuerpo en cetosis?

Cuando nuestro cuerpo está en cetosis nutricional (estado metabólico en el cual estamos utilizando la grasa como principal fuente de energía) los niveles de cetonas en sangre aumentan y la tasa metabólica se multiplica, sentimos más energía a nivel físico y más claridad mental y además sentimos menos hambre gracias al efecto anorexígeno de los cuerpos cetónicos.

Cuando llevamos una dieta cetogénica bien planteada los niveles de insulina se reducen a niveles basales durante las horas de no ingesta y se elevan de forma moderada tras las ingestas y esto favorece que la posibilidad del organismo para la quema de grasa aumente de manera drástica respecto a una dieta moderna del mundo occidental llena de azúcares, carbohidratos refinados y grasas de mala calidad.

La cetosis nutricional es un estado totalmente fisiológico para el que nuestro organismo está perfectamente diseñado. A tu cuerpo le va a tomar de 2 a 4 días en una dieta cetogénica de menos de 20 gramos de carbohidrato al día para comenzar a tener una mayor concentración de cetonas en sangre, lo cual marca que tu cuerpo comienta a utilizar la cetosis nutricional (y potencialmente, la lipólisis) al moverse hacia la grasa como fuente primaria de energía.

El estado de cetosis nutricional también puede inducirse a través de un ayuno intermitente de la suficiente duración. Con él, nuestro organismo cambiará su provisión de energía para funcionar casi exclusivamente con grasas como principal fuente energética.

Para que la cetosis nutricional pueda ocurrir, la condición principal es que la insulina esté baja (a niveles fisiológicos normales) y esto puede ocurrir tanto gracias a una dieta cetogénica bien planteada como a la práctica del ayuno intermitente. Sea como sea, gracias a esta regularización de los niveles de insulina podemos por fin acceder a los depósitos de grasa corporal para movilizarlos oxidarlos (o sea, “quemar grasa”).

Esto es muy prometedor y alentador si deseas bajar de peso, pero hay también muchos otros beneficios que no son tan evidentes pero no son nada despreciables, como tener menos hambre y menos deseos de dulces y carbohidratos refinados, tener más energía a lo largo de todo el día, tener mayor claridad mental, o sentirnos emocionalmente más estables.

Cabe remarcar que la cetosis nutricional es un estado metabólico fisiológico (no patológico) y que no hay un "tiempo límite" para estar en cetosis. La cetosis nutricional es, de hecho, un estado óptimo para la salud humana.

RESUMEN

Cuando entramos en cetosis nutricional nuestro organismo utiliza la grasa como principal fuente de energía y nuestros niveles de cetonas en sangre aumentan. La cetosis nutricional es un estado totalmente fisiológico para el que nuestro organismo está perfectamente diseñado y que puede ocurrir cuando los niveles de insulina están lo suficientemente bajos, ya sea gracias a llevar una dieta cetogénica o gracias a un ayuno intermitente de la suficiente duración. Con esta regularización de los niveles de insulina podemos por fin acceder a los depósitos de grasa corporal para movilizarlos oxidarlos (osea, “quemar grasa”). Esto es muy prometedor si buscamos bajar de peso, pero hay también muchos otros beneficios como tener menos hambre y menos deseos de dulces y carbohidratos refinados, tener más energía a lo largo de todo el día, tener mayor claridad mental, o sentirnos emocionalmente más estables.

Navega dentro de esta serie de Posts de
Dieta Keto para Principiantes

Un fuerte abrazo,

Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *