que sal es mejor para nuestra salud sal himalaya marina natural procesadas

¿Qué sal es mejor para nuestra salud? Diferencias entre sales refinadas y sales naturales

¿Cuál es la mejor sal para condimentar nuestros alimentos? ¿La sal de mesa es aceptable? ¿Qué hay de malo con las sales refinadas? ¿Vale la pena comprar sales más caras como la sal marina o la sal del Himalaya

Lo cierto es que elegir una buena sal y utilizarla bien puede ayudarnos a mantener la salud. Es decir, sal sí, pero natural y sin aditivos y dentro de una dieta equilibrada y saludable.

En este artículo te voy a explicar por qué la sal es tan importante, las diferencias entre la sal refinada y la sal natural y te voy a recomendar las mejores sales para favorecer tu equilibrio a nivel celular y tu bienestar.

que sal es mejor para la salud marina o Himalaya recomendaciones

¿Por qué necesitamos sal (natural) en nuestra alimentación?

  • Es un componente elemental en el plasma sanguíneo, fluido linfático, fluido extracelular y líquido amniótico.
  • Mantiene y regula (junto con el agua) la presión arterial.
  • Regula los niveles de azúcar en sangre.
  • Ayuda a que nuestro cerebro se comunique con los músculos: estos se pueden mover gracias al intercambio iónico de potasio-sodio.
  • Es esencial para la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo.
  • Control del balance o equilibrio acido básico metabólico.
  • Forma parte de los cristales minerales de la matriz ósea de los huesos.
  • Es necesaria para la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
  • Es un importante antihistamínico natural.

Comparación de la sal refinada de mesa y las sales naturales como la sal del Himalaya o la sal marina natural

1- Propiedades y beneficios de la sal natural como la sal del Himalaya o sal marina sin refinar

  • La sal natural contiene un 84% de cloruro de sodio y un 16% restante de de minerales naturales, entre ellos el magnesio, el silicio, el yodo, o el fósforo.
  • Todos los elementos de la tabla periódica se encuentran en la sal natural, en proporciones muy parecidas a las proporciones de minerales que tenemos en nuestro cuerpo.
  • La sinergia de todos estos minerales en su proporción adecuada favorece la homeostasis, es decir, el equilibrio en nuestros procesos fisiológicos.
  • Estas sales favorecen el buen equilibrio de la bomba sodio-potasio en nuestras células, la cual es esencial para la vida.
  • La sal natural está en forma de pequeños cristales, lo cual hace que sea más asimilable por nuestro organismo.

2- Propiedades e inconvenientes de la sal de mesa común refinada

  • La sal de mesa (o sal común, o sal refinada) tiene un 97% de cloruro sódico y el resto son substancias químicas añadidas.
  • Es decir, sólo queda el sodio y el cloruro, el resto de minerales se han perdido en el proceso de refinamiento.
  • En la sal de mesa hay mucho más sodio que en la sal natural y no existe esa proporción bien equilibrada e idónea de minerales, lo cual aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares, retención de líquidos e hipertensión, entre otros.
  • Entre estas substancias químicas añadidas encontramos absorbentes de humedad y anti apelmazantes, algunos de ellos perjudiciales para la salud.
  • Uno de los anti apelmazantes en la sal de mesa es el hidróxido de aluminio, que evita que la sal se pegue y quede bonita y separadita. Sin embargo este componente es bastante tóxico y afecta al sistema nervioso y ha sido documentado que podría incluso conducir al Alzheimer (Fuente 1, Fuente 2).
  • También se le añade a menudo flúor, que sabemos que en dosis elevadas es tóxico y puede ser un potente cancerígeno.
  • La sal refinada no contiene nada de potasio, por lo tanto no favorece la bomba sodio-potasio de nuestras células.
  • El proceso de secado de la sal refinada cambia la estructura química y se destrozan los cristalitos.

¿Es la sal yodada una buena alternativa más saludable?

A pesar de que dietistas nutricionistas que admiro y sigo como Aitor Sanchez de Mi Dieta Cojea o Julio Basulto apoyen la sal yodada como la mejor opción, yo no comparto la opinión.

La sal yodada no deja de ser una sal refinada a la que después se le ha añadido el yodo que ha perdido en el proceso de refinamiento.

Este yodo añadido puede ayudar en algunas patologías de tiroides, sin embargo con el abuso de sal nos podemos pasar con la cantidad de yodo, y en exceso es bastante tóxico.

Mi veredicto es que sigo prefiriendo una sal natural con su balance idóneo de minerales (entre los que se encuentra el yodo) y sin aditivos como absorbentes de humedad y anti apelmazantes.

Y desde este razonamiento creo que la sal yodada no es una alternativa ni conveniente ni saludable cuando podemos optar por sales naturales en el mercado.

... y hablando de sal, no olvidemos los alimentos hiperprocesados...

Aparte de la sal que añadimos a nuestros platos, no hay que olvidar la cantidad de sal refinada que ingerimos a través de nuestros alimentos procesados y la comida rápida.

La cantidad de sodio en estos alimentos es tan alta que sin darnos cuenta nos resiente las papilas gustativas y necesitamos más y más sal para lograr el mismo efecto. Por eso vemos a algunas personas usar sal de mesa de forma exagerada, incluso antes de probar la comida.

Y por si esta cantidad de sal refinada en la comida hiperprocesada fuera poco, debemos añadir la gran cantidad de fructosa que se le añade, favoreciendo el hígado graso, entre otros problemas de salud.

¿La sal es mala para la salud? ¿El exceso de sal no es la causante de hipertensión?

Los estudios realizados en personas sanas con unos riñones que funcionen correctamente han demostrado que si aumentamos la ingesta de sal, esta se compensa aumentando la filtración de sodio a través de la orina. Sin embargo, la OMS se empeña en que consumimos sal en exceso y esto lo asocian a potenciales problemas cardiovasculares futuros  (Fuente 1, Fuente 2, Fuente 3).

Referente a las recomendaciones de la OMS, te quiero compartir un par de datos para que te hagan pensar. El primero es que desde que tenemos neveras en casa, el consumo de sal se ha reducido a casi la mitad (la sal se ha utilizado siempre para extender la vida de los alimentos) pero el índice de enfermedad cardiovascular se ha aumentado exponencialente en los últimos 30 años (Fuente). El segundo es la “paradoja coreana”, que nos muestra que un país que consume casi el doble de sal que recomienda la OMS tiene una de las tasas más bajas de hipertensión, enfermedades coronarias y ataques al corazón (Fuente).

Si quieres mantener la hipertensión lejos de tu vida, o reducirla si ya la sufres, te recomiendo controlar tu ingesta de azúcares y carbohidratos en general. Hay multitud de estudios que ya apuntan en esta dirección. Te dejo este estudio para que comiences tu búsqueda de información al respecto.

De hecho, la dieta cetogénica (alta en grasas y sal y baja en carbohidratos) puede ser la solución a tus problemas de hipertensión.

Es más, te diré que corres más riesgo quedándote corto en el consumo de sal que excediéndote con ella. Y si quieres informarte más sobre ello te recomiendo este libro…

Entonces, ¿qué tipo de sal natural es mejor comprar?

Tanto la sal del Himalaya como la sal marina tienen el equilibrio de minerales que nos interesa y la proporción correcta de sodio y potasio que beneficia a nuestro organismo.

Otro tipo de sales que sean naturales y en forma de cristales también son aconsejables.

Que la sal de pegue o se apelmace en buen indicador, ¡no hagas ascos! 🙂

Cocinar con agua de mar filtrada y apta para el consumo también es buena opción.

Pero definitivamente, de corazón, tira la sal de mesa a la basura y pásate a la sal natural, aunque cueste más cara, tu salud te lo agradecerá.

Aunque te advierto… cuando cambies la sal de mesa por la sal natural quizás necesites al principio poner más cantidad, pero tu paladar volverá a la normalidad poco a poco y ¡necesitarás cantidades normales!

Sales que me gustan mucho para consumir:

La más sencilla, esta es la sal que utilizo principalmente al cocinar, es la que añado a mis guisos, sopas y potajes. Me encanta.

La rosa, la del Himalaya, la más bonita. Esta es la que me gusta utilizar para mis aderezos de ensaladas y verduras y alimentos a la plancha.

Esta es la que más se apelmaza, pero es preciosa, y tiene un sabor impresionante. Esta la uso para platos muy especiales.

Inspiración: QUIQUE DACOSTA y su video "Sal"

Y ahora, para deleitar tus sentidos (siempre que no seas vegano/a) te comparto el magnífico vídeo de Quique Dacosta que es impecable y cautivador. Una pura obra de arte gastronómica. Dale al “play” y verás:

Y tú… ¿Qué sal le pones a tu vida? 🙂 ¿Sigues consumiendo sal de mesa o muchos productos procesados? o, si ya te has pasado a sal natural… ¿Cuál es tu sal natural favorita y por qué la eliges?

Te espero en los comentarios, me encantará leerte 🙂

Un saludo,

Cristina

55 comentarios en “¿Qué sal es mejor para nuestra salud? Diferencias entre sales refinadas y sales naturales”

  1. Francisca Gracia

    Pues yo uso la sal gorda, que no es del himalaya pero creo que es del mar. Ha sido bueno que comentes este tema puesto que mi familia vive cerca del mar y seria facilities conseguir salud marina. Por cierto como filtrarias el agua del mar para cocinar?

    1. Hola Francisca, gracias por tu visita y tu comentario. Si es sal gorda imagino que será sal natural, porque la de mesa o refinada viene muy finita, ya ha perdido su forma cristalina. Buena pregunta lo de filtrar el agua de mar, desconozco como hacerlo en casa, en el texto me refería a comprarla en tiendas de dietética ya filtrada, envasada y apta para el consumo. Creo que no quedó muy claro, lo tendré que retocar 🙂
      Un gran abrazo,
      Cristina

  2. Hola Cristina,

    Pues a mí me gusta mucho la sal del Himalaya. Nunca he sido de añadir mucha sal a las comidas así que apenas noté esa diferencia cuando me pasé a la del Himalaya.

    Lo de cocinar con agua de mar es algo que me gustaría probar. Igual que Francisca me pregunto si se podrá filtrar en casa.

    Un abrazo.

    1. Hola Cristina, gracias por tu visita y tu comentario. Que bien que no necesites poner demasiada sal en la comida, eso es lo ideal 🙂 Yo he cocinado con agua de mar, pero comprada en una tienda de productos ecológicos, y muy bien, sólo que cuesta medir los niveles de sal en la comida por la falta de costumbre, hasta que le pilles el truco, imagino 😉 Si me entero de como filtrarla de manera casera os lo comparto.
      Un gran abrazo,
      Cristina

      1. Holas hermosas le comento, Un una vez filtre sal de mar lo que hice fue hervir un medio litro de agua de más hasta que se consuma el líquido y sólo me quede la mínima cantidad y si lo hierves más verás que se va quedando la sal en la base de la olla de preferencia hervirla destapada para que se vaporice mucho más rapido😉✨✨
        Si desean también las puedo proveer sal natural o sal Rosada qué mi país produce.

  3. Hola Cristina,

    Me ha parecido muy interesante y he encontrado algunos datos muy curiosos. La verdad, desconocía totalmente este planteamiento en cuanto a la sal. Suelo utilizar de las refinadas, por puro desconocimiento y costumbre.

    Probaré alguna de las alternativas que comentas, ¡qué por probar no se pierde nada! Y en cuanto a salud podemos ganar mucho.

    Gracias por estos consejos.

    1. Hola Conchi, gracias por tu visita y tu comentario. Me alegro que te haya parecido útil este post sobre los tipos de sal y cuáles son más interesantes para la salud. Será un buen cambio, sin duda, ya tomamos bastante sal refinada en forma de alimentos procesados y por lo menos lo que prepararmos en casa es bueno hacerlo con sal de calidad que favorezca nuestra salud y bienestar.
      Un gran abrazo,
      Cristina

  4. Nunca he prado otro tipo de sal que la normal del día a día. Aunque debo decir que este post me ha llenado de curiosidad porque hace mucho que quiero probar la sal himalaya. Me encantó como has descrito estos tipos de sales.
    Saludos.

    1. Hola Alexandra, gracias por tu visita y tu comentario Me alegro que te haya gustado la estructura del post y… anímate a probar la sal del Himalaya, para mi es una de mis muy favoritas 😉
      Un abrazo grande,
      Cristina

  5. Hola Cristina
    Interesante artículo, en realidad no me había preguntado a mí misma qué sal es mejor y ahora comprendo lo importante que es reconocer los diferentes tipos.
    Me impresionó lo que dices sobre el hidróxido de aluminio y pienso que ahora, gracias a ti me fijaré más en esta información.
    En casa de mis padres no se consumía casi nada de sal porque mi madre padece de la presión, así que en realidad no estaba acostumbrada a usarla y en lugar de sal utilizaba pimienta. Ahora, después de tantos años fuera de casa uso sal regularme, pero la próxima vez estoy segura que me fijare que sal es mejor para mi familia.

    Gracias!

    1. Hola Marie, muchas gracias por tu visita y tu comentario y por enriquecer la conversación. Es cierto que la sal es algo a lo que muchas veces no hacemos caso, cuando en realidad es tan importante. Además es que la diferencia de dinero entre una sal marina natural de calidad y la sal de mesa no es tan grande, vale la pena invertir un poco más y es un producto que dura en la despensa bastante tiempo. Como dices, la próxima vez fíjate y compras una sal natural y sin refinar 😉 Un saludo,
      Cristina

  6. Hola Cristina.

    Por acá todavía se suele utilizar la sal de mesa, que ya sabemos que es muy mala porque es refinada. Las otras sales son difíciles de conseguir en ciertos lugares y además son muy caras. Aunque la sal marina ya es más asequible. La sal del Himalaya u otras naturales sí que menos 🙁

    Es realmente importante conocer qué tipo de sal es mejor para nuestra salud, así que gracias por el aporte que realizas en este post.

    1. Hola Thania, gracias por tu visita y tu comentario. Es cierto que algunas sales muy especiales son más “gourmet” y más caras. Aun así a mí me gusta comprar alguna de vez en cuando para probarla y usarla no para cocinar, sino para usarla sobre la comida, en ensalada y tal. Pero la sal marina natural no suele ser tan cara, como bien dices, y creo que vale la pena dar el salto 😉 Me alegro si te ha parecido útil el post, te envío un fuerte abarazo,
      Cristina

  7. Yo la verdad no había pensado siquiera en buscar que sal es mejor para cocinar o que me vendría mejor para mi salud.

    Hoy me has dejado bastante sorprendida y me encanta saber que no estoy tan desubicada con este tema.

    Tampoco es que hubiese acertado porque conociera del tema, sino por mera intuición. Así y todo revisaré la marca que estoy comprando y quizás me pase a algo mucho más natural de ahora en adelante. Sobre todo porque aunque no le suelo echar mucha sal a mis alimentos, nunca está de más tener esta información para elegir mejor los productos. Ante todo 🙂

    1. ¡Hola Diana! Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Creo que es muy bueno que tengas esta intuición, aunque a lo mejor no conocieras los detalles. Nos iría mucho mejor si nos guiaramos por ella, en general, sin duda 🙂 La sal es un elemento tan “común” y casi tan “ordinario” que muchas veces no reparamos en ella, ni nos planteamos si estamos comprando una sal de buena calidad o no. Haz esa revisión y si tienes alguna preguntita me dices, ok? 🙂 Un abrazote fuerte!
      Cristina

  8. Hola Cristina!
    Antes que nada debo serte sincera, cuando leí el título del post realmente pensé que aunque debía leerlo porque es vital para la salud me iba a aburrir bastante.
    Debo decirte que todo lo contrario, me entretuvo y como si esto fuera poco, me enteré que sal es mejor para mi salud.
    Sabía por supuesto que la sal de mesa no era buena. Pero pensaba que la solución era evitarla y con tu explicación me enteré lo necesaria que es para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.
    Así que ahora sólo me falta salir a comprar la Sal del Himalaya (en mi vida la había oído nombrar) o la sal marina.
    Gracias por la información.
    Saludos

    1. Hola Florencia, ¡muchas gracias por tu visita y tu comentario! Wow, me alegra mucho esto que me comentas porque siempre intento que mis artículos sean amenos y fáciles de leer sin dejar de ser informativos. Y por lo que me dices parece que al menos aquí lo he conseguido 🙂 La sal del Himalaya es mi favorita, pero hay mucha variedad de sales naturales sin procesar, en cristalitos, que son buenas opciones. Incluso la sal marina de calidad ya es una buena alternativa. Me alegro si te ha ayudado a saber cuál es la mejor sal para ti. Un abrazo fuerte,
      Cristina

  9. Nunca pero nunca me había detenido a pensar ¿Que sal es mejor? creo que este ingrediente es indispensable en mi dieta diaria para el sabor de mis comidas pero nunca había pensado sobre el origen de la sal.

    Me llenas totalmente de curiosidad, en Bolivia se usa muchísimo la sal del Salar de Uyuni que a mi entender es de buena calidad.
    Saludos!

    1. Hola Gabriela, muchas gracias por tu visista y tu comentario. Pues la verdad es que nunca había oido hablar sobre el Salar de Uyuni, que interesante. Es curisoso además como casi nunca reparamos en la sal que tomamos y su procedencia y propiedades. Por eso me decidí a escribir este post 🙂 Un abrazo!
      Cristina

  10. Planeaba adquirir pronto la sal marina, ya que soy de las que disfrutaba de saborear la sal. Sin reparar inconcientemente en el daño que puede ocasionar a nuestro cuerpo. Hasta que comencé a restringirla.

    Tu publicación referente, me ha parecido muy interesante

    1. Hola Reina, ¡muchas gracias por tu visita y tu comentario! Yo no soy partidaria de renunciar a la sal, necesariamente, a no ser que haya algún desequilibrio de salud que lo justifique. Creo que tenemos que asegurarnos de elegir una sal de buena calidad, y utilizarla con moderación. Y también poner atención en los procesados y comida preparada o precocinada, que ahí se nos va de la mano el tema 🙂 Me alegro que te haya parecido interesante el post. ¡Un saludo!
      Cristina

  11. Wow Cristina no tenía ni la menor idea sobre estos tipos de sales, la verdad que tu post me ha dejado pasmada, sal natural y sal de mesa, quien lo diría, parece algo obvio pero no lo es, claro ahora entiendo lo del refinamiento, incluso con el azúcar, es por ello que mientras más rustico y artesanal mejor, pero claro más caro, excelente información la que has compartido en este post, he aprendido algo nuevo hoy. Saludos.

    1. ¡Hola Eliana! Gracias por tu visita y tu comentario, que bueno que te haya parecido interesante este post sobre los dieferentes tipos de sal y sus cualidades 🙂 Sí, lo del azúcar va por el mismo camino… En alimentación lo refinado, casi siempre, implica pérdidas de propiedades y alteración del producto así que… ¡arriba lo natural! 😀 Un gran abrazo,
      Cristina

  12. Todo en mi vida he creído que la sal de mesa era natural, que bien encontrar post tan educativos como el tuyo que nos ayuda a mirar de manera diferente que tipo de alimentos estamos consumiendo en nuestro día a día.

    Sin duda alguna quiero pasarme a la sal natural, que bueno que nos dices que poco a poco nuestro paladar si ira acostumbrando al nuevo cambio de sabor.

    1. Hola Alexandra, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Pocas veces reparamos en la calidad de la sal que utilizamos, sin embargo es muy importante como ya hemos visto 🙂 Y sí, al principio la sal natural sin refinar nos parece “menos salada”, porque no tiene esa proporción tan elevada de sodio, pero poco a poco nuestro sentido del gusto se normaliza, sin duda. Un gran abrazo,
      Cristina

  13. Hola Cristina! Estaba buscando información sobre la sal, ya que, estoy controlando mi hipotiroidismo de manera natural y la sal es parte de… Así que, muchas gracias por tu artículo y pondré en práctica a partir de ya, Gracias . Un saludo

    1. Hola Yajaira, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Estoy encantada de que el post te haya ayudado a comprender mejor la importancia de elegir una buena sal. No dudo de que haciendo cambios e implementando conocimientos logres tener bajo control el hipotiroidismo. Un gran abrazo,
      Cristina

  14. Hola Cristina este tema de la sal siempre me ha inquietado mucho, de hecho tomo a menudo agua de mar y ormus.Pero indagando el contenido de la sal marina ecologica o no que compro ” es decir sus proporciones de cloruro y de sodio” que deberia ser de un 85% +/- y el 15% restante todos los otros minerales que mencionas ” es decir el resto de la tabla periodica” y me encuentro que los productores de sal marina ecologica o no ecologica, no indican las proporciones de cloruro de sodio.Lo cual me preocupa porque existe una ley organica que regula que toda sal para consumo humano debe contener un minimo del 97% de cloruro de sodio.Esta claro que los productores de sal comun extraen el resto de minerales para otros usos y que si no recuerdo mal más del 90% de sal producida va destinada a la industria de todo tipo y menos del 10% es para consumo humano, la industria necesita sal con un 97% minimo de cloruro de sodio para sus procesos.Podemos fiarnos de que la sal marina que compramos contiene 85% de cloruro de sodio y el 15% restante del resto de minerales.
    Gracias

  15. Hola Cristina este tema de la sal siempre me ha inquietado mucho, de hecho tomo a menudo agua de mar y ormus.Pero indagando el contenido de la sal marina ecologica o no que compro ” es decir sus proporciones de cloruro y de sodio” que deberia ser de un 85% +/- y el 15% restante todos los otros minerales que mencionas ” es decir el resto de la tabla periodica” y me encuentro que los productores de sal marina ecologica o no ecologica, no indican las proporciones de cloruro de sodio.Lo cual me preocupa porque en españa existe una ley organica que regula que toda sal para consumo humano debe contener un minimo del 97% de cloruro de sodio.Esta claro que los productores de sal comun extraen el resto de minerales para otros usos y que si no recuerdo mal más del 90% de sal producida va destinada a la industria de todo tipo y menos del 10% es para consumo humano, la industria necesita sal con un 97% minimo de cloruro de sodio para sus procesos.Podemos fiarnos de que la sal marina que compramos contiene 85% de cloruro de sodio y el 15% restante del resto de minerales.
    Gracias

    1. Hola Xavi, muchas gracias por tu visita y tu comentario, esta es una aportación super interesante, ¡gracias por compartir! Wow, la verdad es que tengo poco que añadir y por lo que veo mucho que investigar 🙂 Me gustaría poder construir sobre lo que comentas, pero lo cierto es que no tengo tal grado de conocimiento en este ámbito como para disipar esas dudas y reflexiones que planteas. Lo tendréo en mente para hacer más investigación. ¡Un abrazo fuerte!
      Cristina

  16. Hola a todos,
    Acabo de ver este articulo super interesante, les comento estoy por enviar a España Sal de Maras, es una Sal super natural que se produce en un pueblo del Cusco en Maras, les paso la Nutrition Facts

    2.- Producto: Sal de Maras
    3.- Contenido Neto: 100 gr./ 3.52 Oz.
    4.- País: Producto Peruano ó Hecho en Perú.

    Contenido Nutricional cada 100 gramos:
    *Calorías: 0%
    *Proteínas: 0%
    * Hidratos de Carbono Total: 0%
    Azúcares: 0%
    Grasas: 0%
    *Sodio: 38%
    Minerales Micronutrientes:
    Potasio: 2.35%
    Hierro:1.70%
    Calcio: 1.26%
    es otra buena opción a las ya existentes en su País.
    lo dicho por Xavi, me deja una duda es requisito que tenga 85% de Cloruro de Sodio, tengo entendido que cuanto menos sodio tenga es mejor.
    ojala me puedan aclarar esto. grcs. y me encanto tu articulo.

    1. Hola Doris, muchas gracias por tu visita y tu comentario, y también por tus bellas palabras… ¡Me alegro mucho que el post te haya resultado interesante! Creo que es genial que compartas información sobre una sal local que es de calidad. A veces estamos limitados a lo que encontramos en nuestras tiendas y comercios, pero aun así a veces se encuentran productos diferentes, así que mantendré los ojos abiertos a ver si alguna vez encuentro la sal de maras. Y quien sabe, quizás como dices sea una buena idea importarla aquí 😉 En cuanto al requisito de que tenga 85% cloruro de sodio la verdad es que desconozco. Pero lo tengo en mente para averiguar 😉 Un saludo y un fuerte abrazo,
      Cristina

    1. Hola Elizabeth, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Yo de ti no me complicaría, utiliza un molinillo y aplica la sal al gusto, si es de buena calidad no hay mayor problema. Lo que nos está restando la salud es el azúcar, que está en todos los sitios, no la sal 😉 Un gran abrazo,
      Cristina

  17. Ana maria iñiguez

    Hola Cristina
    Me encontré en mi alacena con una bolsa de sal del Himalaya y por eso me interese en investigar ya que mi esposo tiene insuficiencia renal y yo soy hipertensa me gustaría saber que tan recomendable es usar esta sal y de paso obtener algunos consejos alimentarios para nuestra Salud . Gracias

    1. Hola Ana María, muchas gracias por tu visita y tu comentario. La verdad es que no podría darte un consejo tan específico para estos casos puesto que no soy profesional sanitaria. El único consejo que os puedo dar es documentaros, porque ya hay estudios que muestran que el verdadero precursor de la hipertensión es el azúcar y los refinados, y no la sal, como se va venido haciendo desde siempre. Y claro, que la sal que toméis sea de calidad (marina sin refinar o sal del Himalaya) y que huyáis de los procesados, llenos de sal pero de mala calidad. Te dejo un estudio, aunque está en inglés: https://openheart.bmj.com/content/1/1/e000167 Un abrazo!
      Cristina

  18. Buenos dias! Interesante el artículo sobre el consumo” inteligente de sal”. Tengo un stent colocado desde hace 6 años. Mi edad: 68 años. Ingiero a diario medicamento para controlar la presión arterial. Por lo que mi alimentación es con la sal que contienen los alimentos por si mismos, sin sal agregada. A su juicio cual tipo de sal contiene menos sodio??? Gracias. Desde Montevideo- Uruguay la saludo

    1. Hola Cristina, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Si tienes problemas de presión arterial, mi consejo es que pongas atención en los azúcares y carbohidratos que añades a tu dieta, y que te centres en bajar de peso si fuera necesario. Esto, desde mi criterio, es más importante para equilibrar tu presión arterial que el consumo de sal en sí mismo. Por otro lado, creo que el punto no es recomendar alguna sal que sea baja en sodio, sino consumir solo sal en su forma balanceada y pura, con todos sus componentes, por ello que cualquier sal marina o sal natural no refinada es buena opción. Espero haberte ayudado, ¡un saludo!
      Cristina

  19. Hola, he leído de la flor de sal y se recomienda su consumo, y que tiene una procedencia artesanal y Natural. Podrías darnos tu punto de vista. Saludos

    1. Hola Cecilia, muchas gracias por tu visita y tu comentario. La flor de sal es excelente en términos de propiedades y porque se encuentra en estado puro, no refinado. Yo te diría que escogiendo una sal marina o de montaña (sal rosa) pura y sin refinar ya lo estamos haciendo suficientemente bien. Ahora, si queremos invertir más en un producto más caro que además es muy “gourmet” y muy apreciado, entonces sales como la flor de sal son maravillosas opciones. Espero haberte ayudado. Un gran abrazo,
      Cristina

  20. Hola Cristina, me encanto tu pagina, uso la sal rosada o sal de maras, pero me esta preocupando el yodo, pues tengo hijos pequeños.

    1. Hola Milagro, muchas gracias por tu visita y comentario. Para casos particulares sobre salud solo puedo recomendarte consultar con el médico o el pediatra de tus hijos. Sin embargo te digo, a título personal y desde mi visión, que la sal en su forma pura y sin refinar, incluye la combinación de minerales y oligoelementos perfecta para nuestro organismo. En su perfecto balance. Y de hecho esta combinación de elementos es muy parecida a nuesto plasma sanguineo… ¡Por algo será! Mi consejo es reducir o eliminar los procesados que tienen cantidades de sal elevadas en su forma refinada, y cocinar más en casa utilizando sal de buena calidad, en su justa medida, pero sin miedo. Un abrazo!
      Cristina

  21. Hola! Consumo sal marina pero he leído que al ser vegana es mejor que sea yodada. Hay sal marina yodada, así que sería buena opción porque no está refinada, pero realmente de necesita ese yodo añadido? La sal natural contiene yodo pero desconozco si en cantidad suficiente. Gracias

    1. Hola Marta, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Por lo que yo sé, la sal yodada que se vende en los supermercados convencionales es sal refinada (sal de mesa) a la que se le ha añadido yodo para ayudar a una población con un consumo medio pobre de yodo a que consiga las cantidades necesarias. Desconozco si exite la sal no refinada con yodo añadido, pero la sal sin refinar ya contiene yodo en sus porcentajes naturales. Mi consejo, desde mi conocimiento, siempre serás que optes por la sal marina, natural, sin refinar. Si quieres asegurarte de añadir un poquito más de yodo a tu dieta, prueba con cantidades muy pequeñas de algas en tu dieta, en ensaladas por ejemplo, pero poniendo atención en no pasarte en exceso. Espero haberte ayudado 😀 Un abrazo, Cristina

  22. Hace más de diez años q uso sal del Himalaya para todo. En USA era muy común, aquí en Argentina no tanto. Pero ya se la consigue en todos lados. Es excelente y mejora el gusto y la salud!

    1. Hola Elena, muchas gracias por tu visita y tu comentario. La verdad es que a mí también me gusta mucho la sal rosa del Himalaya, sin duda es una de mis favoritas. Al principio, cuando dejas la sal de mesa y optas por esta te puede parecer “poco potente”, o sea, que necesitas por más, pero poco a poco el gusto se va adaptando. Y sin duda para la salud es infinitamente mejor la sal natural 😉 Un abrazo desde Barcelona,
      Cristina

  23. Hola Cristina Piriz. Te felicito por tu gran artículo, es fabuloso. Muy detallado y con fuentes. Lástima que alguna como la de la «paradoja coreana» está caído el link, y el libro que recomendas no aparece. ¿podrías resubirlo o decirme cuál es?
    Te cuento que vivo en Mar del Plata, (Bs As, Argentina), y conozco a una persona que se dedica a gratuitamente recolectar agua del puerto de la ciudad para la gente que se acerca y la redistribuye, un maestro de la vida. Es tan interesante que la sal sea tan vital, ya que hay una correspondencia con nuestro cuerpo., y tan triste que la refinen, como al azúcar (mascabada-panela) y harina de trigo, siendo ALIMENTOS que en su estado natural son altamente nutritivos y sanos. También me gusta tu posición al respecto, tu determinación y convicción, y que le des más peso a la sal natural. Gracias, gracias, gracias por tu buena obra.

    1. Hola Maximiliano, muchas gracias por tu vista y tu comentario… Y por esas amables palabras, las aprecio mucho. Ahora mismo tengo un problema técnico, pero en cuanto pueda actualizo lo de la paradoja coreana… Gracias por darme el toque, no sabía que el enlace estaba caído. Un fuerte, fuerte abrazo,
      Cristina

  24. Hola Cristina, buenos días a todos. Los felicito por tu página y por tu blog, es muy interesante y se aprende muchísimo. Desde Salinas, Prov. Sta. Elena-Ecuador te saluda Galo, producimos artesanalmente flor de sal y cloruro de magnesio, a quienes logramos llegar con nuestro producto, experimentan cambios favorables en su salud en corto tiempo.

  25. Hola Cristina. Me enamoro este artículo(Blog) 😍. Muy útil e interesante gracias por tan importante información 🤗
    Empezaré a usar sal de Himalaya o Marina. La sal refinada saldrá de mi cocina para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.