cocinar en poco tiempo consejos

¿Cómo conseguir cocinar a pesar de no tener tiempo? 10 Consejos prácticos

¿Se puede conciliar trabajo y cocina sin morir en el intento? ¿Cómo conseguir cocinar más a pesar de la falta del tiempo y (por qué no decirlo) la falta de ganas? Sí, lo sé llegamos a casa agotados del trabajo, con ganas de relajarnos, desconectar, y llega la gran pregunta matadora: “¿Qué cenamos hoy?”

Y me da mucha pena, pero es cierto, esta vida moderna tan ajetreada nos ha alejado demasiado de los fogones, y las razones son varias: no hemos aprendido a cocinar, no hemos aprendido a disfrutar de la cocina, la industria alimentaria nos lo pone “fácil y barato”, la oferta de entrega a domicilio es enorme, entre otras.

Todo esto hace que nos despreocupemos de lo que comemos, pero… ¿Cómo podemos despreocuparnos de algo tan esencial y vital para nosotros como la alimentación? Si no comemos bien no podemos pensar bien, no podemos descansar bien, no podemos trabajar bien…

cocinar sin tiempo consejos

¿NO TIENES TIEMPO PARA COCINAR? ANALIZA TUS PRIORIDADES

Decimos que no tenemos tiempo para cocinar pero en verdad queremos decir que no nos apetece, no nos gusta, que tenemos cosas más agradables que hacer. O si no dime… ¿Cocinas más cuando estás de vacaciones? ¿Cuándo tienes el día libre?

Este es un tema que me duele, me duele mucho. Y es que creo que no es tan difícil organizarse para comer más casero y saludable. Sólo tenemos que poner la alimentación en el lugar prioritario que merece, hacer pequeños cambios graduales en nuestros hábitos y observar como nuestra salud responde. Y que este bienestar alcanzado nos sirva como incentivo para querer seguir.

Sé que no estamos para cocinar todo el tiempo y que vivimos con la hora pegada en el culo, pero también sé que podemos hacer bastante más de lo que hacemos, sin que ello suponga pasarse las  horas entre fogones.

Te presento 10 consejos para que consigas cocinar aunque no tengas tiempo ni para respirar

#1 – En la cocina (como en todo) todo es empezar

No lo pienses, métete en la cocina y haz un poco, aunque sea en modo multitarea.

¿Cuánto cuesta poner unas lentejas a hervir en un cazo y dejarlas haciéndose mientras revisas tu email y tareas del día siguiente? ¿Y si dejas haciéndose una bandeja de verduras al horno mientras sales a correr?

A veces cuesta más la idea, por pereza, que el acto en sí. Piensa menos y haz (un poco) más.

aciertos y errores batch cooking meal prep domingo

#2 - Ayúdate con preparaciones que se cocinen muy rápido

Siguiendo el hilo del punto 1, piensa que hay muchas preparaciones super rápidas y sencillas que puedes cocinar en más cantidad para ayudarte hoy y en los próximos días también:

  • Cuscús integral: listo en menos de 10´
  • Quínoa: lista en menos de 20´(En este post te doy indicaciones para preparar la quínoa)
  • Trigo sarraceno: listo en menos de 25´
  • Arroz integral: depende del la variedad, pero puede estar listo en menos de 30´

#3 – Tira de ensalada, no pasa nada

Lo bueno de las ensaladas es que podemos ser todo lo creativos que queramos. No te sientas culpable de recurrir a menudo a las ensaladas, sobre todo si el clima es fresquito y te apetecen.

Las ensaladas son frescas, son nutritivas, están cargadas de fibra y, si las combinamos con una fuente de proteína como queso fresco, pechuga de pollo, huevo duro, tofu,  gambas, etc. ya tenemos un plato completo en pocos minutos.

Para hacer las ensaladas más consistentes podemos añadir medio aguacate, algunos frutos secos, algún cereal cocido o unas semillitas.

#4 – Anticipa mentalmente lo que vas a cocinar al día siguiente

No hace falta que lo planees con detalle si no quieres, pero es buena práctica tener una idea de la comida que quieres preparar al día siguiente.

Esto te ayudará a reducir la incertidumbre y te enfocará en llevar a cabo tu objetivo: ver qué tienes ya en casa, qué necesitas comprar mañana en el camino de vuelta a casa, cómo lo vas a preparar, cuánto tiempo vas a necesitar.

Recuerda que todo lo que se materializa ha comenzado, inicialmente, como una idea. Y las ideas no sirven de nada si no las llevamos a cabo.

#5 – Ya que te vas a meter en la cocina, prepara cantidad suficiente para consumir 2 (o más) veces

 

Ya que te vas a poner a cocinar, en el mismo tiempo, prepara cantidad suficiente para al menos 2 veces.

Te va a costar prácticamente el mismo tiempo y te va a ahorrar tiempo y esfuerzo. No dirás que no vale la pena. Si te pica la curiosidad por saber más, puedes leer: Cómo hacer sesiones de Meal Prep de manera fácil.

#6 – Haz la compra para la semana en 1 solo viaje

Sí, me refiero a 1 solo viaje al supermercado en la semana. Pero para conseguir esta proeza es necesario que escribas la lista de la compra de antemano. Y que te organices un poquito. Lo siento.

Te recomiendo pegar un papel en la nevera de tu casa e ir escribiendo todo lo que se va acabando: jabón de platos, papel de W.C, aceite, sal, etc. Y luego piensa en los platos que quieres comer/consumir en la semana siguiente y haz la lista de la compra de acuerdo con tu planificación.

Y luego, si es necesario, solo tendrás que hacer pequeñas visitas a las tiendecitas del barrio para cualquier cosilla que surja que necesites.

Estas 4 cosas las podrás comprar por el camino de vuelta a casa, sin invertir apenas tiempo.

lista de la compra batch cooking meal prep domingo

#7 – Consíguete un buen wok y conviértelo en tu mejor aliado para las emergencias

No sé si tienes wok. Los puedes encontrar desde 5 euros, pero te recomendaría invertir un poco en un wok grande y bueno. Uno que te dure.

Desde mi experiencia te puedo decir que es de las mejores inversiones que puedes hacer. Yo compré 2 baratos y me los cargué en poco tiempo. Hasta que compré el wok que tengo hoy… ¡Una maravilla!

En el wok principalmente salteamos, de manera rápida y con poco aceite, a fuego fuerte.  La anatomía del wok nos permite cocinar mucha hoja verde y verduras variadas salteándolas en un plis plas.  

Añadimos un poco de salsa de soja, un chorrito de limón, algunas especias… Y ya tenemos verduras para guarnición, para mezclar con unos fideos chinos o para lo que se te ocurra.

El wok nos permite además aprovechar restos de verduras que tengamos sueltas por la nevera y, con un poco de gracia, el resultado es bastante espectacular.

#8 – No todos los procesados son malos, hay niveles

Puedes ayudarte con productos o preparaciones que, aun siendo procesadas, son bastante saludables y nos hacen la vida mucho más fácil. No somos superman ni superwoman, y no tenemos que hacerlo todo perfecto.

Puedes tener en tu despensa botes de legumbres cocidas en tarro de cristal. También preparaciones de risottos o quínoa con verduras deshidratadas (eso sí, que sean de calidad, te dejo una foto para que veas a qué me refiero).

El tiempo de preparación de estos alimentos se reduce a la mínima expresión y acompañados de una buena ensalada hacen maravillas.

ejemplo alimentos deshidratados de supermercado

#9 – Usa Google y encuéntrate un blog de recetas de cocina que vayan contigo

A veces pasamos mucho tiempo buscando recetas en internet y nos frustra que en muchas de ellas la lista de ingredientes es demasiado larga, incluye algunos alimentos “raros” o desconocidos, o simplemente no entendemos o es demasiado complicada.

Mi recomendación es que encuentres 1 o 2 blogs de recetas fáciles, con pasos claros, y si es posible, que la persona que lo escribe sea de tu país (por el tema de poder conseguir los ingredientes con facilidad y entender los términos). Guárdalos en tus favoritos.

En vez de perder tiempo navegando sin rumbo, dirígete a estos blogs para buscar recetas sencillitas y claras a hacer, y ve aumentado tu recetario personal de preparaciones rápidas que se hagan en menos de 30 minutos.

Por supuesto tienes en mi blog muchas opciones de recetas fáciles y rápidas que además son ideales para el Meal Prep (o batch cooking).

#10 – Cómprate un robot de cocina (tipo Thermomix) y comienza a usarlo

Vale, ahora te estoy recomendando algo que yo no tengo ni he probado. Pero mis clientas y seguidoras del blog me hablan maravillas de estos cacharros tipo Thermomix y similares, especialmente para hacer cremas, sofritos y sopas sin apenas manchar nada y sin mayor esfuerzo.

De hecho está entre mis tareas pendientes. Ya estoy en la búsqueda y captura de una máquina infernal de estas 🙂 Por cierto, si tienes una y me quieres dejar tu experiencia con ella en los comentarios te lo agradeceré.

Te muestro aquí abajo el robot de cocina de Amazon al que he echado el ojo y creo que está fantastico por precio y características ¿Cómo lo ves?

Espero haberte dado ideas para cocinar sin tiempo. Y ojalá te hayas replanteado (un poquito al menos) colocar la cocina un poco más arriba en tu lista de prioridades.

De verdad creo que comer más saludable pasa por cocinar más en casa y comer más casero, no creo que esto sea evitable, a no ser que te puedas permitir contratar a un chef a domicilio.

Me encantará leer tus impresiones y experiencias en los comentarios, y que compartas que es lo que te funciona a ti para conseguir ponerte a cocinar a pesar de ir todo el día como las locas.

Un saludo,

Cristina

26 comentarios en “¿Cómo conseguir cocinar a pesar de no tener tiempo? 10 Consejos prácticos”

  1. Hola Cristina. Como siempre me gusta lo que publicas, pero no estoy de acuerdo con lo que describes en los primeros párrafos. ¿Más barata que la cocina casera la comida a domicilio?
    Siempre me indigno con algunos precios de menús en los bares o las hamburguesas del local de moda comparándolos con el coste de un menú semanal familiar bien planificado… Con un dos euros te hago un platazo para dos que es mil veces más sano que lo que un motorista te puede traer a casa.
    De echo, se me acaba de ocurrir un reto.
    El reto de una comida para dos por dos euros, uno por persona.
    ¿Lo aceptas??. Yo haré otro también.
    Un abrazo guapa y unos grandes consejos de economizar tiempo, ahora a buscar unos para ahorrar dinero.

    1. ¡Hola Séfora, gracias por tu visita y tu comentario! Me encanta abrir debate 😀 Bueno, aclaro que yo me refiero con el “problema de lo barato” a que 1) Por un lado está la industria alimentaria vendiendo cada día mandangas más hiperprocesadas, muy adictivas y a precios muy bajos (hablo de coste económico, porque el coste en salud y bienestar es muy alto) y 2) A que España es el país de las ofertas, de los “menús de día” super baratos, del “por un poco más tienes un bocadillo/tapa/tostadas” etc. O sea, que si a estos precios tan bajos le sumas la pereza y la falta de organización y no tener mucha consciencia alimentaria… ¡pues ya tienes el cóctel servido!
      Seguro que se pueden hacer platos sencillos por menos de 2 euros por persona, de hecho nuestras abuelas eran especialistas. El reto me parece muy interesante, ya lo vamos hablando jejeje
      Un abrazote,
      Cristina

  2. Hola Cristina! qué información más buena la que compartes. Me ha encantado el artículo y estoy totalmente de acuerdo contigo. Al final el “no tengo tiempo para cocinar” es una excusa… Lo siento pero es así, aquí describes muy bien cómo cambiando las prioridades y los hábitos sí podemos sacar tiempo y realmente hay recetas muy básicas y sencillas.
    Creo que uno de los problemas viene cuando la gente piensa (y creo que es un pensamiento bastante extendido) que comer sano es aburrido. Y por eso al final se acaba comiendo cualquier cosa.
    Es cierto que el ritmo que llevamos ahora es muy estresante, pero por eso mismo la alimentación debe ser un hábito saludable primordial!

    Un abrazo.

    1. Hola Candela, gracias por tu visita y tu comentario, me alegro que te haya gustado lo que has leído 🙂 Creo que en el fondo todos lo reconocemos, sabemos que es solo una excusa, pero que fácil nos viene a la boca el “no tengo tiempo para cocinar” sin ni siquiera pensarlo… 😉 Y lo que comentas sobre la creencia de que “comer sano es aburrido” es uno de los principales mitos que quiero romper con clientas seguidoras, pero está muy bien metido en nuestro disco duro y vaya como cuesta. Con lo bien que sienta sentirse lígera pero con energía, y en ese sentido lo que comemos tiene un rol fundamental.
      Un abrazo, guapa!
      Cristina

  3. Qué bien me viene este artículo. Cada vez tengo menos tiempo para nada y mi marido también. En mi casa él cocina pero yo pienso la receta y los ingredientes (Una simbiosis rara) y tu artículo nos vendrá genial a los dos. ?

    1. Hola Mónica, ¡gracias por tu visita y tu comentario! me alegro mucho que el post te haya sido de utilidad 😉 La falta de tiempo es realmente nuestro reto diario, y la alimentación, eso tan importante a menudo se resiente… ¡y es terrible! Realmente da igual quién cocine en casa, mientras haya un buen acuerdo y todos estén contentos, igualmente creo que eres afortunada de tener un marido cocinillas 😉 Y lo de la “simbiosis” que comentas es muy curioso, jeje. Te envío un fuerte abrazo, y que siga ese interés por mejorar, siempre, yes!
      Cristina

  4. Hola Cristina! Excelente post, resulta muy complicado en estos tiempos tener buenos hábitos de alimentación y más si vives viajando como nosotros donde muchas veces no sabes si vas a tener una cocina disponible donde cocinarte, y esto te hace aún más difícil la planificación del menú semanal, en Europa por ejemplo no tuvimos problemas compramos un tupper y nos preparábamos la comida del día siguiente pero en el sudeste asiático no tuvimos cocina así que casi siempre seleccionabamos nuestro menú en la sección de los alimentos prefabricados que no estaban mal.

    Super útil tu post e importante para aprender a organizarnos y comer rico y saludable.
    Abrazos!

    1. Hola Gabriela, gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Pues sí, claro, viajando es más complicadillo, te toca ir tanteando y viendo como manejarte, según también los productos locales y el ritmo que lleves para integrar todos los cambios. Y que emocionante lo de poder viajar así, me encanta, nada más enriquecedor que viajar y aprender. ¡Te mando un fuerte abrazo!
      Cristina

  5. Me gusta usar google para algunas recetas, siempre hay ideas muy buenas y al alcance del bolsillo, tu articulo cae super bien para tener en cuenta , pues das una guía muy practica para cocinar rápido y variado.

    1. Hola Amparo, muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Yo también soy buscadora y colectora de recetas, me encanta aprender enfoques y técnicas nuevas para luego improvisar más y mejor por mi cuenta y ganar en habilidades culinarias, que siempre viene bien 😀 Me alegra que te haya gustado el post, te envío un abrazo,
      Cristina

  6. Hola!!! La verdad yo soy de las personas que se mete lo menos que puede a la cocina y siempre con ese pretexto de que no tengo tiempo y en parte, estoy todo el día fuera de casa, prácticamente solo almuerzo, ceno y duermo en casa, pero tengo que preparar mi lunch para la oficina todos los días y tus consejos están perfectos para preparar comida para dos días por lo menos, me encanta que son sencillos y con ingredientes riquísimos, me gusta que la comida sea rica y sana, sin duda los voy a poner en práctica.

    1. Hola Marah, gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Siempre ponemos esa excusa, ¿verdad? Y no digo que no sea verdad, que está claro que vamos como las locas con la vida, intendando compaginarlo todo y no es nada fácil. Sin embargo si ya estás en la rutina que preparar tu lunch para el día siguiente eso está genial 😉 Sí, yo siempre intento manternerlo simple, lo máximo posible, y es que además soy una defensora de que “lo más simple a menudo es lo mejor”. Te mando un abrazote,
      Cristina

  7. Hola Cristina!
    Yo soy de las que no le gusta cocinar pero… le gusta comer sano. Un problema!
    De todas maneras, lo hago todas las noches, y trato como bien dices de tener el menú preparado y comprado para varios días.
    Lo que todavía no he podido hacer nunca es cocinar para varios días.
    Apenas llego a hacerlo para el día.
    Gracias por tus consejos
    Saludos!

    1. Hola Florecia, gracias por tu vista y tu comentario 😉 ¡Eso esta genial! Y te animo a empezar a hacer un poquito de más y guardarlo en nevera o incluso congelador, que luego es un gran placer tener todo listo y darte un break para hacer otras cosas que te gusta en esas tardes que te has ganado 🙂 Yo desde que empecé a hacer así ya no miro para atrás 😀
      Un abrazo grande,
      Cristina

  8. Hola: creó que aunque es muy razonable lo que sugieres, referente a anticiparse a lo que prepararemos.

    En mi caso y entre la presión de las ocupaciones del día. Queda relegada la importancia de la alimentación a decisiones muy rápidas. Y por supuesto no debería ser así. Me parecen muy adecuadas tus sugerencias.

    1. Hola Reina, muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Así es, la planificación es la clave para evitar las improvisaciones, las soluciones de emergencia (a menudo no muy saludables) y la sensación de no estar dando a la alimentación la importancia que se merece 😉 Poco a poco y pasito a pasite se puede 😀 Te mando un fuerte abrazo,
      Cristina

  9. Hola nena, pues es la primera vez que leo tu blog y me ha encantado. Muy práctico, motivador y sencillo, pues yo no tengo mucho tiempo para cocinar y mi mamá no para de hacer las mismas recetas cada semana, jajaja con tus consejos creo que podré crear algo diferente.

    1. Hola Sharon, gracias por tu vista y tu comentario 🙂 No está mal hacer las mismas recetas si son ricas y saludables y funcionan en casa, pero incluso en esas mismas recetas seguro hay espacio para hacer modificaciones y presentarlas de forma alternativa, no? 🙂 El caso es no aburrirse nunca y conseguir pasarlo bien por el camino. Me gusta mucho escuchar cómo te refieres al blog: “práctico, motivador, sencillo”, es justo lo que quiero transmitir, y me alegra saber que se siente también desde fuera 😀 ¡Un abrazote!
      Cristina

  10. Hola Cristina, en mi menu semanal siempre trato de hacer varías de las cosas que mencionas, especialmente la de cocinar de forma anticipada la comida del día siguiente y preparar cosas rápidas. Es una pena, pero como dices tú vivimos en un mundo donde todo va a paso rápido y necesitamos precisamente cosas que nos faciliten la vida.

    1. Hola Luisa,
      Muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Pues veo que vas por muy buen camino, entonces, dejando poco a la improvisación y anticipando para luego salir más airosa. Y sí, es terrible, tenemos que ralentizar un poco, yo creo, y poner prioridades allí donde toca, que yo creo que lo de la alimentación saludable NO es discutible, es un “must” 😀
      Un abrazo grande,
      Cristina

  11. Si que es un coñazo hacer el menú semanal, pero yo si lo hago. Me cuesta un rato hacerlo, y como tengo la thermomix me mando la lista de la compra al correo y así puedo comprar todo lo que me hace falta y añadir lo que necesite, y así compro una vez al mes, incluidas frutas y verduras.
    Hay que ser práctica, seguro que para las que van más agobiadas, les viene genial el tag.
    B7s

    1. Hola Ali, muchas gracias por tu vista y tu comentario 😀 Me encanta tu planteamiento y tu determinación a pesar del poco tiempo disponible. Te organizas super bien por lo que veo. Y muchas gracias por compartir tu experiencia con la Thermomix, que ando yo pensando si comprarme un bicho parecido jejej. Y me he quedado impresionada con lo de comprar verdura sy frutas para 1 mes, me vas a tener que contar más, que me interesa 🙂
      Un saludo, guapa,
      Cristina

  12. Yo desde luego soy del pensar que cocinar en casa siempre sale mejor que comer fuera o pedir a domicilio. Sin embargo, no niego que una vez a la semana compro a domicilio, simplemente porque a veces tengo mucho trabajo o por mera pereza.

    Me ha encantado tus consejos, yo también soy de mirar recetas en Internet, me inspiro en ello para hacer el menú semanal y una compra a la semana para cocinar para varios días. Desde que lo hago disfruto más de la cocina y hago cosas más ricas, la verdad sea dicha, porque se pasa mucho tiempo y es degastador, seamos sinceras.

    1. Hola Diana, muchas gracias por tu visita y tu comentario 🙂 Me parece genial como te estás organizando, muy bien. Nosotros también salimos a cenar 1 vez a la semana (en verano quizás más) que tampoco soy tan estricta jejeje pero sí que me importa llevar una alimentación predominantemente casera basada en productos e ingredientes de calidad que luego cocinamos con cariño. Y me gusta mucho lo que mencionas, que desde que te organizas disfrutas más de la cocina, es justo lo que quiero transmitir con mi curso de Meal Prep, fíjate tú, porque justamente a mí me ocurrió lo mismo.
      Un abrazote fuerte,
      Cristina

  13. Cristina la verdad es que a mi cocinar me da mucho fastidio, pero me encanta comer, así que lo de la cocina y yo es un juego de amor-odio con el que no he sabido lidiar. Si me preguntas, pues yo preferiría comida a domicilio o la salida a comer que encerrarme al menos por 30 minutos en los linderos de la cocina, me da una pereza hacerlo, pero cuando me meto, termino cocinando muy rico, y hago tal cual lo has recomendado, dejo las lentejas cocinando o los vegetales al horno mientras me pongo hacer otra cosa y luego regreso y sirvo, hay veces en las que soy muy creativa y estoy inspirada y termino haciendo cosas muy ricas, pero hay veces que cocino por obligación para que coma mi familia y no me gusta para nada lo que he cocinado y todos comen menos yo, así que como te dije, a veces adoro cocinar pero más son las veces que lo detesto. Saludos y excelente post.

    1. Hola Eliana, muchas gracias por tu visita y tu comentario 😀 Es muy representativo el escenario que comentas, y me consta que más habitual de lo que queremos reconocer 😉 Yo también empecé a cocinar porque me encanta comer y quería comer rico y más económico y saludable que comer fuera. Es todo un proceso de cambio de mentalidad. Pero es importante que lo disfrutemos, sobre todo si luego nos salen preparaciones bien ricas… es un subidón de satisfacción que hay que interiorizar e intentar conseguir más a menudo 🙂 Muchas gracias por tu aportación, me encanta cuando compartís vuestras experiencias! Te mando un fuerte abrazo y que no decaiga! 😀
      Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.