depresion como vencerla de manera natural

Cómo superar la depresión sin medicación ni terapias – 15 Claves

La depresión afecta a un 10% de la población mundial y en su mayoría son mujeres.

Manifiesta signos psíquicos y somáticos. Aparte de afectar al cerebro y la conducta, afecta también al cuerpo en su totalidad. Está relacionada con un mayor índice de enfermedades cardíacas, con la hipertiroidismo, las migrañas y con la diabetes. (Fuente 5)

Muchas veces este trastorno del estado de ánimo  viene acompañado de problemas de salud adicionales que incluyen el insomnio,  el cansancio y cambios en los hábitos alimenticios (se gana o se pierde peso).

Hoy te traigo una lista con los principales 15 factores que favorecen la depresión, para que sepas como prevenirla y tratarla de forma natural (en estados no severos).

# 1 – Falta de ejercicio

Cuánto más ejercicio hace una persona menor será su riesgo de sufrir depresión.  De hecho las personas que sufren depresión tienden a pertenecer, casi invariablemente, al grupo de población sedentaria e inactiva (ver Fuente 1).

La verdad es que nos sentimos muy bien después de hacer ejercicio. Esto se debe a que durante la actividad física nuestro cuerpo segrega unos neurotransmisores llamados endorfinas y también se aumentan los niveles de serotonina, y esto nos hace sentir divinamente.

Quizás lo último que te apetezca cuando te sientas deprimida sea salir a correr, pero créeme, es lo que más te conviene.

# 2 –  Falta de oxígeno

La hiperventilación o hiperrespiración ocurre cuando empezamos a respirar rápidamente y de forma profunda. Esto desbalancea el equilibrio entre el ingreso de oxígeno y la salida del dióxido de carbono. Esta baja oxigenación afecta al riego cerebral y a todos los tejidos del organismo.

Por lo general esta afección ocurre como respuesta al estrés, la ansiedad, el nerviosismo o el pánico.

# 3 –  Falta de sol

El sol estimula la producción de serotonina que contribuye a hacernos sentir bien y la producción de melatonina que favorece la regulación del sueño. Aquí puedes leer mi artículo completo acerca del sol y sus beneficios.

# 4 – Falta de agua

La depresión puede ser el resultado de la carencia de agua en el tejido cerebral. Nuestro cuerpo es un sistema electrohidráulico y el cerebro necesita energía eléctrica y agua para efectuar bien su actividad. Con la deshidratación el nivel de producción de energía disminuye  principalmente en el cerebro, afectando a varias funciones cerebrales.

# 5 – Falta de descanso

Con falta de descanso me refiero a la posibilidad de hacer pequeñas pausas durante el día, para desconectar, para participar en una actividad agradable que nos relaje y nos ayude a recargar pilas.

La falta de descanso afecta a nuestras respuestas emocionales. Hace que “nos carguemos” y que más fácilmente caigamos en al abatimiento o en la apatía ante las situaciones que debemos afrontar en nuestro día a día.

# 6 – Falta de sueño

La falta de sueño ha sido siempre relacionada con menor productividad, humor cambiante, nervios de punta y depresión.

Los estudios sugieren que lo adultos que duermen de siete a ocho horas por noche gozan de mejor salud.

Los estudios  también han demostrado que el 80% de las personas que sufren depresión tienen alteraciones en los ciclos sueño-vigilia (ciclos circadianos), y se pueden beneficiar enormemente de terapias con luz brillante (Fuente 2). La relación sol-sueño no puede ser subestimada.

# 7 – Falta de equilibrio

Idealmente debería haber un balance en la vida de cada persona. Un estado de paz mezclado con situaciones agradables y algunas más desagradables. Hay personas que por el motivo que sea se desenvuelven demasiado a menudo en ambientes tóxicos o cerca de personas tóxicas.

O quizás llevan una vida donde hay poco espacio para el esparcimiento, el disfrute y para sí mismas.

Sabemos que lo importante no es lo que nos sucede, sino como lo vivimos… pero… también hay que saber establecer prioridades,  tomar decisiones, y hacer los cambios necesarios. De lo contrario nuestra salud acabará resintiéndose y será de esperar.

# 8 – Falta de progesterona

La progesterona también es conocida como la “hormona de la felicidad”.

Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva o las mujeres en la  menopausia se encuentran en una situación donde bajan los niveles de progesterona y suben los niveles de estrógenos.

# 9 – Falta de minerales

Minerales esenciales cuyo déficit puede afectar el estado emocional y psicológico de la persona son magnesio, calcio, zinc, hierro, potasio y manganeso. (Fuente 3)

En particular el magnesio es clave en la regulación de nuestro sistema nervioso.

# 10 – Falta de vitaminas

Especialmente importantes son las vitaminas del grupo B, con la vitamina B3 (niacina) a la cabeza de la lista (Fuente 4).

# 11 – Exceso de comida

Comer hasta estar tener un estómago excesivamente  lleno irrita los nervios y afecta a todo el sistema, especialmente a nuestro cerebro.

#  12 – Falta de ácidos grasos Omega 3

Esto es cierto en pacientes que sufren una depresión inducida por la inflamación.

Un estudio ha demostrado que el suplemento nutricional de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (en concreto, de EPA) puede reducir las tasas de depresión en un 10%. (Fuente 6)

#  13 – Exceso de dolor

El exceso de dolor debilita y es muy difícil de sobrellevar. El dolor crónico puede causar problemas con el sueño y las actividades diarias y repercute directamente en la calidad de vida.

Los estudios prueban además que las personas deprimidas sufren dolores más intensos. (Fuente7)

#  14 – Exceso de pensamientos negativos

Como el pez que se muerde la cola. Pensamientos negativos que favorecen la depresión, estado depresivo que favorece los pensamientos negativos.

Situaciones bipolares de sentirte feliz precedidos del hundimiento más agudo. Dramatización, incapacidad de ver más allá, pensamientos catastróficos, victimismo y culpa  Una montaña rusa difícil de parar para el que la sufre. He aquí la importancia de desarrollar competencias de autogestión emocional.

#  15 – Envenenamiento del cerebro

Puede ocurrir por una multitud de razones: exceso de metales pesados como mercurio o aluminio, alcohol y drogas, químicos de los alimentos como el glutamato monosódico, o infecciones por hongos.

 

Consejos DIY (hazlo tú misma) para mantener la depresión bien lejos de tu vida

  • Comprométete a hacer una actividad física moderada-intensa de 3 a 5 veces por semana. Combinando ejercicios aeróbicos para trabajar el sistema cardiovascular (caminar, correr, bicicleta, zumba) y otros ejercicios de tipo anaeróbico que fomenten la flexibilidad, la correcta postura y el equilibrio (yoga, Pilates, Taichi). Siempre mejor al aire libre.
  • Mejora la calidad de tu respiración y aprovecha el aire puro. Aquí mi artículo completo para saberlo todo sobre la importancia del aire puro.
  • Toma el sol (al menos 20 minutos diarios), mantente hidratada (al menos 2 litros de agua pura al día), haz descansos durante el día, resérvate de 7 a 8 horas diarias de sueño (¡sin excusas!)
  • Evita atiborrarte en exceso. Cuida tu alimentación y apuesta por alimentos vivos y frescos como frutas y verduras, tómalos preferiblemente crudos. Evita la comida procesada y desvitalizada. Suplementa si es necesario con Vitamina B, Omega 3 o magnesio.
  • Pon más en tu vida de lo que te hace feliz: tu música favorita, bailar, pintar, dibujar, reír, quedar con esa amiga que te alegra la vida, visitar a tus sobrinos, etc. Descubre lo que te hace fluir (flow).
  • Pasa más tiempo en la naturaleza. Camina descalza por la hierba, abraza árboles, admira la belleza, déjate envolver por sus sonidos y su ritmo armónico.

Una buena “checklist” para tener en cuenta, ¿no te parece? Compártela con esas personas que sabes que les puede ser de ayuda.

 

 

Fuentes:

 

Un saludo,

Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.